Noticias  |    Conferencia    |    Preguntas Frecuentes   |   Contáctanos   |   Visítanos    

Seguridad y toxicología

Los aceites esenciales se han utilizado en la medicina por miles de años y siempre que se hace de forma adecuada no supone mayor riesgo. Los aceites esenciales se obtienen de plantas y, si se procesan de forma correcta, contienen compuestos químicos muy potentes, cada uno con propiedades terapéuticas comprobadas. Sin embargo, no todos los aceites esenciales se pueden utilizar en aromaterapia. Algunos aceites son carcinogénicos, fototóxicos, hepatotóxicos, neuro-tóxicos o tóxicos para los riñones. Otros pueden causar sensibilidad e irritación y no deben ser aplicados sobre la piel. Si bien son productos naturales, siempre y cuando no estén adulterados, son también muy potentes y es de vital importancia que sean manejados con el conocimiento adecuado para asegurar su efectividad y utilización segura. 

Por favor lea los principios básicos a continuación:

  • No se aconseja la ingesta de aceites esenciales por vía oral. Algunos aceites son tóxicos cuando se ingieren, por este motivo y bajo ninguna circunstancia se deben ingerir sin prescripción de un profesional certificado. Los aceites esenciales deben ser tratados con el mismo cuidado que la medicina convencional.
  • No aplique aceites esenciales directamente sobre la piel, siempre diluya el aceite con un aceite portador o una loción o crema.
  • Mantenga los aceites esenciales fuera del alcance de los niños
  • Evite la exposición a rayos UV en el caso de aceites cítricos ya que son también fotosensibles
  • Evite el contacto de los aceites con ojos y membranas mucosas.
  • Manténgalos fuera del alcance de luz solar directa.
  • Siempre consulte a un aromaterapeuta profesional.

Guía general de dilución

La cantidad de gotas de aceites esenciales utilizadas en cada preparación es el factor más importante para la utilización segura. En general las soluciones tienen un rango de 0.5 a 5%. La enfermedades crónicas requieren de dosis más diluidas en comparación con las agudas.

Se requiere especial consideración en el caso de niños, adultos mayores, pacientes terminales, durante el embarazo y lactancia o cuando desee concebir; también con pacientes epilépticos o bajo algún tratamiento médico y pacientes que están realizando quimio y radioterapia. En estos casos, consulte con un profesional antes de utilizar cualquier aceite.

Una dilución de aceite esencial al 2% es generalmente considerada segura para la aplicación dérmica en adultos saludables.  
 

Contraindicaciones

Algunos aceites esenciales y métodos de aplicación pueden estar contraindicados para pacientes con determinadas enfermedades o condiciones de salud o personas bajo determinados tratamientos médicos.

Consulte con un profesional para utilizar aceites esenciales en conjunto con determinados medicamentos.

Los bebés, niños, adolescentes y mujeres embarazadas o en período de lactancia y pacientes que se encuentran bajo cuidados paliativos requieren un acercamiento moderado y deben consultar siempre con un profesional.

Siempre consulte un aromaterapeuta profesional este será quien lo guíe en el tipo de aceites que son adecuados para sus necesidades individuales.


Pureza

La pureza es importante porque muchos aceites esenciales son caros. Para evitar utilizar productos que hayan podido ser adulterados o productos que sean sintéticos, siempre compre aceites esenciales y productos portadores de proveedores conocidos. 


Almacenamiento

Tanto los aceites esenciales como los portadores deben mantener su frescura y ser almacenados en condiciones adecuadas por ejemplo un lugar oscuro y fresco, fuera del alcance de los niños, y con sus tapas cerradas y ajustadas.

Guía de Ingestión y Aplicación de Aceites Esenciales Download.png


Los solicitantes de registro inicien sesión en el área del miembro para descargar pautas adicionales sobre: ​​Contraindicaciones para aromaterapia, Contraindicaciones para masajes, Dosis, Cuidado del cáncer, Embarazo, Guía de notas de perfumería y más.